Control de la corrosión y de la oxidación

Los detergentes e inhibidores de la corrosión de Afton ayudan al control de la oxidación, de la corrosión y de la acumulación resinosa en los motores. Los inhibidores de la corrosión protegen la superficie del metal frente a la corrosión.

La proporción de oxidación se duplica con cada aumento de 10º C en la temperatura. Si no se controla, la descomposición del lubricante generará el espesamiento del aceite y la formación de sedimento, barniz, resina y ácidos corrosivos.  Esto provoca un aumento de la oxidación y la corrosión. Las impurezas polares y del agua aumentan la velocidad del ataque y los motores de combustión interna contienen muchos de estos contaminantes.

Los detergentes son aditivos que se adhieren a la suciedad y a los productos insolubles en aceite que se forman como subproductos de la oxidación durante el funcionamiento del equipo.  Mantienen estos elementos en suspensión, evitando que se depositen en superficies críticas del motor. Los detergentes también se adhieren a la misma superficie metálica para evitar la corrosión.

Los detergentes con exceso de base neutralizan la combustión acídica y los productos oxidantes, ayudando a controlar el óxido, la corrosión y la acumulación de resina en el motor. Algunos detergentes también actúan como inhibidores de la oxidación.

Los inhibidores del óxido y de la corrosión protegen la superficie del metal frente a la corrosión en una gran variedad de aplicaciones de lubricantes.  Algunos inhibidores neutralizan los ácidos, otros forman películas protectoras. Los detergentes son excelentes inhibidores del óxido y la corrosión porque protegen de ambas formas.

Únete a nuestra comunidad.

Enviamos de manera regular novedades e información de la industria para que esté actualizado. Suscríbase y seleccione su contenido preferido.

Regístrese a nuestro boletín informativo